Volvo Penta 1930

1930-1939

A principios de los años 30, Penta producía cada año más motores Volvo que motores Penta y la participación financiera de Volvo en Pentaverken crecía. La producción de motores marinos, industriales y de automóviles bajo un mismo techo dejó de ser una operación sencilla como lo había sido al principio.

Aunque los estudios de productividad y la producción de cadena de montaje se introdujeron muy pronto, en 1930, surgían constantes problemas en primavera y verano que eran la temporada alta para Volvo y para otros clientes. Volvo era un cliente exigente muy codiciado por muchas otras empresas suecas y a menudo era necesario trabajar día y noche para acabar sus pedidos.

1935: Volvo asume el control

1935: Volvo asume el control

La relación comercial con Volvo adquirió cada vez mayor importancia para Penta, y en 1935 Volvo compró a su proveedor de motores y cambió el nombre de la empresa por el de Volvo Pentaverken. En el mismo año, Volvo trasladó un departamento de diseño y ventas para motores que no fueran para automóviles a Gotemburgo y montó AB Pentaverken en Gotemburgo, la empresa a partir de la cual se desarrolló AB Volvo Penta.

El mismo año se presentó el motor Hesselman: un motor de petróleo crudo de seis cilindros con ralentí de tres cilindros, un diseño muy avanzado para su época. Durante este tiempo, se contratan mujeres en la empresa por primera vez.