Volvo Penta se adapta al frío extremo

Los científicos de la estación de la Investigación Antártica Británica o BAS (British Antarctic Survey) tienen que soportar una oscuridad casi total durante 6 meses al año y temperaturas que descienden hasta los -90°C.
1860x1050-PlayingItCool

¿Quién en su sano juicio ofrecería montar una instalación de suministro eléctrico fiable en esas condiciones? Westac Power, con motores Volvo Penta. Westac Power lleva suministrando grupos electrógenos para condiciones de trabajo extremas desde 1993.

La instalación en la estación de investigación BAS Rothera proporciona energía para las actividades diarias de unos 100 científicos que investigan la biología terrestre y marina, la geología, la glaciología, la meteorología y las condiciones atmosféricas.

Los motores Volvo Penta seleccionados como los más indicados para esta aplicación tan fría y exigente fueron los motores TAD752GE Tier 3 con una potencia de 200 kVA. La instalación incluye también un grupo electrógeno utilizado como unidad de emergencia.