Surcando los ríos

Ya está aquí el primer buque cisterna semi-híbrido del mundo para aguas interiores navegables. Es la prueba de que es posible crear un buque que cumpla con los futuros niveles de emisiones al precio de una embarcación convencional.
1860x1050-Rollin

Las consideraciones medioambientales no han incrementado el coste. El patrón de la embarcación puede optimizar la eficiencia en todo momento, eligiendo entre el modo de propulsión diésel-eléctrico, diésel directo o combinado. La configuración reduce las emisiones de NOx hasta en un 90 % y las de partículas en un 40 % aproximadamente.

Además de los dos motores diésel para la propulsión, la instalación de Volvo Penta incluye dos grupos electrógenos que generan energía para la electricidad a bordo, la hélice, las bombas de mercancías y dos motores eléctricos que forman parte del sistema de propulsión.