El sueño de navegación de David Higgins: construir embarcaciones con un legado

La pasión por la navegación y la vida marítima corre por las venas de David Higgins y su familia desde hace generaciones. Sus antepasados vivieron del mar, pero David Higgins es una de las personas clave en la construcción de los exclusivos yates de Riviera.
David Higgins

La costa septentrional de Nuevo Gales del Sur es también la parte más oriental de toda Australia. Si zarpamos hacia el este, no encontraremos tierra firme en 7.000 millas náuticas. Y, si nos pasamos la Isla de Pascua, no tocaremos tierra hasta Perú. Esta costa fue descubierta por James Cook, que fue quien dio nombre a una de las vistas del mirador de Point Danger. No es necesario decir que esta es una costa con una larga tradición marítima. En la familia de David Higgins, el mar ha sido la forma de ganarse la vida durante generaciones.

“Vengo de una familia de pescadores: seis de mis tíos, mi abuelo y mi padre eran pescadores. Los fines de semana y en vacaciones trabajaba duro para ayudarles. Pero no me dejaron ser pescador. Decían que sería demasiado duro en el futuro. Así que me decanté por las embarcaciones", afirma David.

David lleva 15 años trabajando con Riviera, el mayor constructor de yates de lujo de Australia y una de las marcas líderes en el sector marino mundial. Como director de desarrollo de nuevos productos, David constituye una pieza clave del continuo desarrollo de yates de lujo de Riviera, que incluyen cinco colecciones de modelos diferentes con esloras que oscilan entre los 11 m y los 23,5 m.

 

Instalaciones de construcción de yates de Riviera en Coomera, en la Gold Coast de Queensland.

Riviera opera desde el mayor centro de construcción de yates de lujo del hemisferio sur, unas modernas instalaciones con una superficie de 14 hectáreas y ubicadas frente al mar en Coomera, en la Gold Coast de Queensland.

David Higgins sentado junto al mar diseñando embarcaciones

David Higgins siempre ha estado estrechamente unido al mar y sus embarcaciones están diseñadas en armonía con el entorno de las costas australianas.

“Yo me encargo del diseño y del concepto: desde el diseño del yate en el ordenador hasta la fase producción. Llevo a cabo el montaje físico, luego tomo moldes y pongo en marcha la producción de estos moldes. Finalmente pruebo los primeros barcos para asegurarme de que todo funciona bien".

La excepcional belleza de la costa de Tweed también entraña peligro, como ya dijo Cook tras su descubrimiento. Un precioso día tranquilo puede dejar de serlo si el viento empieza a arreciar y hace que tardemos varias horas en regresar a puerto cuando solo estamos a una hora de distancia. Tal vez esta fuera una de las razones clave que llevó a David a construir sus yates.

"No quiero que nadie corra peligro. Quiero que la gente pueda salir, disfrutar y volver a casa tranquilamente. Así que intento construir cada uno de los barcos como si fuera mío, asegurándome de que está fabricado a prueba de balas, es resistente y durará el resto del tiempo”.

Esa robustez, junto con la capacidad de agarre en el mar, el diseño inteligente y la tecnología de vanguardia, han sido el sello de identidad de Riviera desde que se fundó la compañía en 1980. Volvo Penta ha sido un socio clave en ese desarrollo, sobre todo en lo que se refiere a tecnología. En concreto, la tecnología Volvo Penta IPS ha aportado un enorme beneficio al diseño y la maniobrabilidad de las embarcaciones.

“Existen diferencias en el casco entre nuestros antiguas embarcaciones impulsadas mediante eje y nuestras embarcaciones con Volvo IPS. Las embarcaciones tradicionales tenían un pliegue en la popa, lo que hacía que se perdiera volumen. Con la tecnología IPS, el diseño es más similar al de una lancha rápida, con más superficies paralelas, y esto al final aumenta la flotabilidad de la parte posterior de la embarcación y le aporta una plataforma estable, mejor y más rápida", explica David.

 

David Higgins mostrando el diseño de un yate Riviera en CAD

Riviera se fundó en 1980. En la actualidad, la empresa construye yates de lujo de entre 11 m y 23,5 m de eslora repartidos en cinco colecciones de modelos diferentes.

Mientras disfruta del éxito que están teniendo los yates de Riviera y se enorgullece de la distribución de yates de diseño superior a diversas costas y continentes, David, que es padre de familia, ve en la navegación un magnífico futuro también para sus hijos.

“Mi hija mayor quiere ser diseñadora de interiores. Disfruta con la atmósfera interior de las embarcaciones y quiere forma parte de ese desarrollo. Aunque son mis hijos quienes deben decidir lo que quieren hacer, ellos ven mi pasión a diario y creo que siempre llevarán dentro ese afán por construir barcos. Lo llevamos en la sangre", afirma David con una gran sonrisa.

Cuadro de datos: Volvo Penta IPS

Se han instalado miles de aplicaciones con las características hélices dobles contrarrotantes orientadas a proa y unidades propulsoras dirigibles individualmente en cientos de modelos de embarcaciones en todo el mundo. Algunas de las muchas ventajas en comparación con el sistema intraborda son las siguientes:

Un 40% más de autonomía de crucero
Un 20% más de velocidad punta
Un 30% menos de consumo de combustible
Un 30 % menos de emisiones de CO2

Un 50 % menos de ruido percibido

David Higgins

El sueño de navegación de David Higgins

construir embarcaciones con un legado

Durante generaciones, la familia de David Higgins ha vivido del mar. En la actualidad, sus sueños de navegación se han hecho realidad en la empresa australiana de construcción de yates de lujo Riviera.

Esto es Boating Dreams

Esto es

Boating Dreams

Los sueños de navegación son tan diferentes como las personas y queremos hacer hincapié en esta idea. En la serie Boating Dreams, conoceremos a distintas personas que compartirán sus sueños sobre los barcos y la vida en el mar. ¡No se pierda los próximos episodios!